sábado

Cárcel.

No poder hablar, ni quejarte, ni llamar, ni salir, no poder hacer nada. Y lo peor, no poder contestar, ni decir lo que piensas porque no sabes porqué lo has hecho. Eres un asesino encerrado en la cárcel, sabes que eres culpable de lo que ha pasado. Sabes que lo has hecho, y a veces te arrepientes, y otras no. Tendrás que resistir.
La resistencia hace la fuerza. Solo sobreviven los fuertes, los débiles, morirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario