lunes

No vuelvas a por mí.

Anoche escuché tu voz, que venía de las sombras. Estaba histérica, nerviosa y no sabía que hacías aquí otra vez. Necesitaba desesperadamente una vía de salida. Pero me apetecía tanto agarrarte y no soltarte. Te dije que no volvieras nunca más, te dije que te olvidases de mí, que yo estaba intentando hacer lo mismo. Ya lo sé, hemos pasado grandes ratos juntos, inolvidables y me has marcado en la vida, y te juro que no te olbidaré, pero no puedo seguir viéndote. Llevo ya más de un mes sin tí, y no, no te he olvidado, pero no pienso fallarles a ellos. Asi que vete, y déjame en paz. Esas ganas de agarrarte y seguir junto a tí, se han ido, no para siempre. Pero resistiré. El valor hace la fuerza. Y lo conseguiremos, no juntos, por separado.  Y no te digo adiós, te digo hasta nunca, mi pequeño paquete de Black Devil. No te quiero, te quise.

No hay comentarios:

Publicar un comentario